lunes, febrero 11, 2008

Estado de Seducción


Juego con uno mismo, paredes distanciadoras, culpa del menos culpable. Resurrección del fuego, baldazos inesperados. La indecisión constante, la duda eterna, el egoísmo invisible de todo aquel que mira para adentro y destruye para afuera. Relaciones de amor y de odio, un juego peligroso que genera heridas internas y una superficie deplorable. Ahora bien, la necesidad del peligro, la adrenalina de la superación, el punto de alcance a la cima del logro. El conocimiento del adversario, la compensación sentimental, estado de pasión denso, aire viciado de entusiasmo. La estupidez convertida en rostro, la vivencia en la luna de valencia y el corazón latiendo a grandes revoluciones. Mariposas en la panza, importancia centralizada y el amor… en su máximo esplendor.

5 comentarios:

Beatriz dijo...

Hola a todos!
Una recomendación: si no sabéis que regalar en San Valentín, o simplemente os queréis hacer un buen autoregalo os informo que el próximo día 14 sale el nuevo libro de Lucia Etxebarria:
“Lo que los hombres no saben” una recopilación de cuentos eróticos. ¡Promete!

jes619 dijo...

ola la verdad muy bonito blogger.....

me gusto es intenso......

pzz aki te dejo mi komenario ok....

espero y tes muy bien......

un saludo desde mexiko.......

te invito a ke pases x mi blogger y me dejes tu komentario ok......

y votes x el komo yo lo hice x el tuyo....

Anónimo dijo...

cachondo de mierda

aaaaaaaaajajaj feliz cumplee
no te preocupes no voy a perturbar tu flog mas con mis firmas desubicadas jejeje
beso!
merie

Solcito Crespo dijo...

El conocimiento del adversario...

no hay peor enemigo que uno mismo, ni mayor victoria que encontrarse y ganarse nuestra propia confianza..no?

patin patero, encantada de tu nuevo texto..se siente un aire fresco por tus palabras..hasta casi parece q no son palabras, parecen sensaciones de una cabeza que se va apagado...interesante y profundo cambio..me agrada..no..en realidad, me alegra :)

susana.peiro dijo...

Patricio: he pasado un muy buen momento en tu blog. Sobre todo porque me recibió una frase de Wilde -uno de mis autores amados- y quería que lo supieras.

Un saludo.