sábado, abril 26, 2008

Fuente de inspiración


Tengo ganas de caminar y sentir tu presencia. El deseo ferviente de oler tu aroma y morir en abrazos interminables. Una revolución en mi interior, anarquía sentimental, desestructuración de barreras de hierro que no dejaban disfrutar de aquellos pensamientos infinitos que teletransportan a mundos irreconocibles, demasiado perfectos. Mirada es la palabra clave, la esencia de todo aquello que uno piensa, aquello que aunque no esté, se vuelve reminiscencia, un recuerdo palpable, sin espacio ni tiempo. Palabras que vuelan por mi mente, con demasiada libertad. Necesito atraparlas, unificarlas y amoldarlas en escritos que reflejen en pocas líneas aquellas locuras imaginarias que recorren mis sueños y me cantan al oído, despertándome con una sonrisa reveladora, con la esperanza de convertir aquellas ilusiones inconcientes en una realidad hermosa. Te observo y te das vuelta, me doy vuelta y me observas. Perfectos aquellos instantes en que, por aquellas casualidades de la vida, nuestras miradas se cruzan.

1 comentario:

Red Eye dijo...

Buena narrativa, me gustan tus escritos ahi te dejo 5 puntos!!