sábado, noviembre 22, 2008

Imagine all the people...


Una de las tantas cosas que cada tanto se me da por hacer es imaginar. En realidad vivimos imaginando, pero el tema es que no nos planteamos hacerlo. ¿Qué pasa cuando nos sentamos y decidimos que queremos imaginar? Una de las tantas características de esta cualidad humana es la posibilidad que se tiene de esbozar mentalmente imágenes que no suceden, pero que con la concentración suficiente se vuelven reales en nosotros mismos. Una diferencia entre la imaginación deliberada y la casual es el detalle. Podemos caminar y tener sensaciones de diversas cosas al observarlas, pero no dejan de ser momentáneas, esporádicas, volátiles como plumas al ser tocadas por el viento de la concreta realidad, mientras que en este momento me encuentro sentado escribiendo frente al monitor a altas horas de la noche con la idea concreta de generar imágenes en mi cabeza que me ayuden a entender una situación ficticia, que no hace más que inclinar la balanza hacia la irrealidad en desmedro de una realidad insatisfecha.
Esto fue solo una introducción para una de esas ideas que generan detalles en nuestra mente y nos llevan a lo que yo llamo “el mundo paralelo”. Suelo preguntarme qué pasaría si tal cosa pasara. De la nada – bueno, no soy sincero- se me surgió la posibilidad de que las voces callaran. No se preocupen, no voy a cerrar el blog, hablo en sentido literal. ¿Qué pasa si las personas dejan de hablar?
La comunicación no es necesariamente oral, eso lo sabemos, sin embargo sin el poder del habla (porque creo que es más que una capacidad, es un poder) las cosas se dificultarían demasiado, tardaríamos mucho más en lograr determinados objetivos y, a pesar de que compartimos un código a partir de la cultura, la ansiedad humana empeoraría. Sobre todo porque uno sufre más cuando pierde algo que cuando no lo tiene. Los primeros grupos humanos no tenían la posibilidad de expresarse a través de palabras y, aunque es cierto que podían comunicarse a través de gritos, ruidos, o cualquier otro sonido, vivían tranquilamente sin conocer sus limitaciones o, mejor dicho, sin conocer lo que no tienen.
El problema es cuando uno goza de algo y lo pierde, y conociendo mínimamente al ser humano actual, este planteo sería una verdadera catástrofe.
Más allá de eso, sería interesante ver lo que sucede por lo menos por un día. Sería una verdadera prueba que requeriría de la necesidad de expresarnos con el cuerpo, a través de los gestos. Hay quienes que se verían frustrados y hay quienes que…lo agradecerían toda la vida.

5 comentarios:

FAN N°1 :P Caro dijo...

Me gustó, no la foto... Me interesó más la parte de la imaginación que es cierto que uno es capaz de imaginar algo con tanto detalle que se acerca mucho a la realidad... y hasta a veces se confunde, que lo del habla, ya que de sólo pensar que YOOO me podría quedar sin ella, me da mucha impresión jaja, te imaginás?
Te mando un beso enorme!

Verònica dijo...

Pato... me gustò tu reflexiòn, creo que voy a empezar a imaginar mas, creo que es algo que nos salva muchas veces de eso que vos escribiste como "realidad insatisfecha"; en cuanto al habla.. a veces muchos deberian callarse, el tema es lo que hacemos con las palabras...podemos construir al igual que derribar con ellas. y esto ùlitmo pasa y es fuerte. prefiero la comunicaciòn de los abrazos, del encuentro de miradas, las caricias.. o un beso!!! Vero

FAYNA dijo...

Yo sin duda sería de las que me sentiría frustada si careciese del poder oral.Claro que se puede transmitir y mucho, por ejemplo,a través de la escritura pero indudablemente el habla es el arma social y de comunicación por excelencia.Por otra parte decirte que me ha parecido muy buena tu elección de "El Grito",una obra importantísima del noruego Munch y del movimiento expresionista.

FloR! dijo...

Soy de ir seguido a sentarme en las barrancas de mi querido Parana a pensar y dejar volar un poco mi imaginacion pero me di cuenta que esa misma imaginacion se puede aprovechar mucho más si se comparte con un grupo de gente, una simple idea pude ir nutriendose poco a poco de diferentes puntos de vista hasta alcanzar su punto máximo y sin la palabra se complicaria un poco así que hay que agradecer a dios, ala, la madre naturaleza o en quien crea cada uno por esta genial herramienta. Besos!

FloR! dijo...

PD: a mi tmp me gusto la foto... pero bue... salud!