sábado, marzo 21, 2009

Yo-Ya-Lo-Sabía


El otro día leí un texto de Psicología Social que se centraba en defenderse de aquellas críticas que veían en esta disciplina una mera enunciación de teorías que no hacen más que describir situaciones o características humanas que todos ya conocen. Sería algo así como una falta de respecto al sentido común de la gente. A pesar de que, según mi opinión, hay cierta dosis de verdad en esta crítica, también me pareció interesante la postura de los estudiosos, que contraatacaban criticando la arrogancia y la contradicción del ser humano. Postulaban que las personas se dan cuenta de la obviedad de las cosas una vez que estas sucedieron. Es tal el orgullo que pocos se animan a predecir acontecimientos o resultados de los mismos, pero una vez que estos terminan, se alzan todas las voces diciendo que era más que seguro que tal cosa iba a pasar. Es el fenómeno “pero-si-yo-ya-lo-sabia”. Es como quien dice: “Con el diario del lunes cualquiera”. Me gusta la frase del filósofo y teologo danés Sören Kierkegaard, que dice que “la vida se vive hacia delante y se comprende hacia atrás”. Concuerdo completamente.
Los autores también se basan en refranes populares para justificar la contradicción del ser humano. Además dicen que la gente, muchas veces, fundamenta sus acciones en estos dichos ¿“El miedo es más fuerte que el amor” o “el amor es más fuerte que el miedo”? John Donne dijo que ningún hombre es una isla, mientras que Thomas Wolfe cree que, efectivamente, todo hombre es una isla. ¿“La distancia acrecienta el sentimiento” u “ojos que no ven, corazón que no siente”? ¿Los opuestos se atraen o Dios los cría y ellos se juntan?
Me resulta gracioso que estos psicólogos sociales, al fin y al cabo también se están criticando a sí mismo, por su condición de persona. Igualmente defiendo esta disciplina porque muchas veces a uno le tienen que decir las cosas para darse cuenta y, además, el estudio de las personas y su comportamiento en sociedad ayuda a mejorar cuestiones vinculadas con las relaciones que tan mal están en estos tiempos.
No es una novedad decir que somos arrogantes y contradictorios, yo-ya-lo-sabía.

5 comentarios:

Verònica dijo...

si creo que somos islas... pero en mi cabeza las imagino con unos tùneles subacuàticos donde quien se arriesgue deberà sumergirse meterse en ellos y empezar en esto de conocernos... y asi las islas por màs o menos tiempo se van poblando... a veces una partecita de una se dispone a descansar en otra...
Y tambièn concuerdo con la frase... hacia atràs podemos comprender ciertas cosas pero lo que viene, simplemente sucede, màs espontàneo siempre y cuando no le demos muchas vueltas. UN ABRAZO Pato!!!. Vero.

Eclipse dijo...

genial, me encantó esta mini crítica, concisa, pequeña, concreta y con hasta ago de humor hacia el final.
gracias por pasarte... me ha gustado este lugar, vendré seguido.

•Laura Avellaneda• dijo...

Es imposible para mí decir sí a una u otra afirmación, porque creo en la singularidad del ser humano como criatura perfectamente creada a mano, y no a máquina y en serie. Por eso si bien tenemos varios patrones comunes, hay pequeños e irrelevantes detalles que hacen a las grandes diferencias. No se nada de psicología social, pero desde afuera podría afirmar que sirve tanto para enumerar eso que ya sabemos todos y para analizar eso que descubre por sí misma. Porque según lo interprete cada uno, será una cuestión harto sabida o una gran revelación. Somos tantos millones y todos singularmente diferentes....

Cecilia dijo...

Igual por más q la Psicología Social pretenda servir para poder predecir algún comportamiento social creo q al final la sociedad, asi como cada persona individualmente, termina haciendo lo q le da la gana...termina haciendo hasta lo q quizás desde un principio previene riesgoso pero lo hace de todas maneras... De eso hay muchas pruebas en la historia, q a uno no le queda más remedio q preguntarse si realmente seremos la "vida inteligente" del planeta. Supongo q será así por todas estas contradicciones inherentes a nosotros de las q hablaste... Es decir, me parece mucho más eficiente su capacidad de comprender nuestra historia y de "dónde venimos" q la de poder predecir comportamientos sociales...
Si al final el ser humano tiene una afición casi inmanejable por complicarse la vida...o asi lo veo yo al menos =P Pero puede q peque de escéptica eh xD
Beso
PD: muy lindo tu blog...

Melisa dijo...

buenas, muy bueno tu blog. Creo que, con respecto a este tema, las críticas a la Psicología social y a las ciencias sociales en general son parte del eterno cuestionamiento que éstas han tenido por parte de las ciencias "duras". También podriamos ponernos platónicos y argumentar que las ciencias duras y cualquier tipo de ciencia no actúan más que por reminiscencia, trayendo a la conciencia verdades que nuestra alma ya conoció en el mundo de las ideas...todo es cuestión de perspectivas...