viernes, noviembre 30, 2007

Felicidad


Algunos imaginaron a la felicidad como una consecuencia directa de la estabilidad. Otros la imaginaron pensando en la tristeza. Quizás la ignorancia pueda llegar a ser un elemento fundamental a la hora de ser feliz. ¿Sería ideal ser feliz desconociendo las causas por las cuales podríamos ser infelices? Imaginen un mundo repleto de palabras de diverso significado. Imaginen a las sensaciones convertidas en palabras. Imaginen un mundo sin sensaciones. Bien podría ser perfecto. ¿Aburrido? Si soy feliz en el desconocimiento, bienvenido sea.
A veces asusta pensar en lo que otros prevén. ¿Será tan así todo? Es tan difícil creer en un cambio teniendo en cuenta la cantidad de personas que habitan esta tierra. Pero la cantidad no es el problema, la diversidad es la verdadera bomba de tiempo. Entonces, ante estas circunstancias, me voy a poner a imaginar la felicidad de otra manera. Pensando en las pequeñas cosas, que no pueden ser manipuladas por otras personas. Por que conocemos tanto que es prácticamente imposible creer en una felicidad plena. Somos orgullosos, queremos prevalecer. La supervivencia del más apto nunca pudo haber sido mejor establecida. Somos animales sin instinto, viviendo en un mundo que se alimenta de sí mismo. Basta de pensar en la felicidad como una sensación suprema. Suena como una excusa pensar constantemente en la felicidad. Habría que ser más práctico. Muchas veces logramos cosas que no buscamos. Bueno, esta podría ser una de ellas. Nos sentamos en la cama buscando respuestas. Mejor choquemos contra la pared. Bueno, ya continuaré…

1 comentario:

German dijo...

Wisest of the words my dear friend...
They shocked me like hitting an stonewall in the middle of the road... but not by death embraced...
Its quite a good new look over all that happiness matter...
You really got a gift :)