jueves, agosto 30, 2007

Paloma


Vuelan bajo las palomas, miran de reojo el paso de los hombres. Plumas en la acera, árboles desnutridos, fantasmas que desaparecen y vuelven a resurgir en figuras mudas y sedientas. Mordida insaciable taladrando el pan duro, girando y girando a través de múltiples melodías. Colores calidos y liberación, gama de grises y desesperación. Rostros transformados, palmas encubiertas, un viejo nuevo día ha comenzado. El disco vuelve a sonar y las pequeñas figuras siguen girando bajo la lluvia congelada. Caja musical comienza a brillar, paloma de cristal no quiere volar. David y Goliat observan, mientras el llanto de los rostros de cera se quiebra. Las estatuas corren, la tierra tiembla, mientras las aves se mantienen al son de la misma sintonía. Miles de susurros se vuelven un grito y la paloma acostumbrada levanta vuelo en busca de nuevos suelos, de nuevas estatuas, de una nueva tierra temblante. Una imagen vale más que mil palabras, una palabra vale más que mil imágenes. El tiempo pasa, el llanto se vuelve inundación, las palomas siguen girando desde las alturas, sintiendo pena por los rostros de cera. Un pulmón verde bajo una nube de humo, tosen las estatuas, el agua se vuelve gris, frecuencias altas de desesperación que dejan de escucharse. David y Goliat vuelven a pelear, mientras el llanto de cera se derrite una vez más.

2 comentarios:

rodelle dijo...

te comento asi no rompess!
jajaja
=P

y se sabe que lei solo que
la paloma miraba de reojo.
no tengo el hébito

Beiña dijo...

mmm... Veo que te gusta Kafka!
Me gusta tu blog!
Te agrego!